Vaqueros, Jeans, Denim… ¿de donde viene todo esto?

Os habréis dado cuenta de que amamos el tejido vaquero, eso es evidente. Es un material que nos ha acompañado toda la vida, es muy versátil y, desde que se popularizó con los pantalones, no hay prenda de vestir o complemento que no haya tentado este tipo de tela, pero ¿conocemos realmente los orígenes del vaquero? Vamos a investigar un poco…

 

Pese a que popularmente se piensa que su origen está en los Estados Unidos, realmente tiene unos cuantos siglos más de antigüedad y unos cuantos kilómetros más de distancia: Génova.

Hace más de 500 años que los pescadores genoveses usaban un tejido teñido de azul muy resistente de algodón como vestimenta de trabajo y los puertos eran el mejor lugar desde el que extender cualquier innovación, ya sea artística, armamentística, culinaria… o en la moda. Y hete aquí que los ingleses que hacían escala en el puerto genovés, exportaron al resto del mundo unos ropajes que eran conocidos como “Blue de Genes (Azul de Génova) o, adaptado a los territorios angloparlantes, “Blue Jeans“.

Siglos después, los americanos, que son unos linces para estas cosas y tal como hicieron con el fútbol americano (su origen, el rugby, es británico) o el rock (proveniente de las tonadas de blues y gospel de los esclavos originarios de África), popularizaron y se apropiaron de una creación que realmente germinó en otra parte del mundo y en otra época. En 1873, Levi Strauss detectó la necesidad de una prenda resistente para los trabajadores de la mina y, junto al sastre Jacob Davis, diseñó el patrón de los jeans reforzados por unos remaches de cobre en los bolsillos, tal y como los conocemos actualmente.

Como en todo, hay distintas calidades de tela vaquera: algodón serge (el más popular), crudo, orillo, elastizado, poliester… aquí no podemos determinar cual es mejor o peor, simplemente depende del tipo de uso al que irá destinado y, en el caso de Yus Handbag Collection, depende del tipo de producto que vayamos a hacer: no es lo mismo un bolso más rígido que uno tipo bandolera, o una mochila… lo que sí que podemos asegurar es que seleccionamos los materiales muy meticulosamente para que el producto final tenga ese toque que buscamos.

Interesante ¿verdad? Ya sabéis por qué tenemos predilección por la tela vaquera; ya habréis visto las virguerías que hacemos con esfuerzo e imaginación y es que es un material muy versátil, que pide jugar con él y nos permite realizar desde los modelos más elegantes a los más juguetones, pasando por los más prácticos y funcionales (¿habéis visto las mochilas?) sin perder la esencia y la frescura de unos buenos jeans.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario